Sustentabilidad

Las ventajas de los envases fabricados con hojalata

Envases Hacer certificó la Norma ISO 14001, adecuando sus prodecimientos y procesos para la reducción de sus impactos ambientales.

La hojalata es 100% reciclable y degradabale siendo el material para envases que genera menor impacto ambiental. Es la mejor opción para preservar alimentos, bebidas, pinturas y demás productos que necesiten ser conservados en óptimas condiciones.

Los alimentos enlatados nutren igual o más que los frescos, ya que se envasan después de la cosecha cuando sus nutrientes están en su punto máximo. Conservan su sabor y aroma natural. No requieren el uso de conservantes ni aditivos artificiales, por lo tanto no presentan ningún riesgo para la salud.

Por su carácter magnético, es el material más reciclado del mundo dada su alta recuperación. Se recicla indefinidamente sin perder sus cualidades. Son altamente degradables, ya que tienen la capacidad de descomposición en menos de 10 años bajo procesos naturales, sin contaminar suelos o afluentes y utiliza un bajo consumo de energía en su producción, por lo cual es el envase de menor impacto ambiental.

Pueden almacenar su contenido por largos períodos de tiempo sin sufrir ninguna alteración. Su dureza, ductilidad y resistencia lo convierte en uno de los materiales más nobles, ya que resiste el transporte, almacenaje y manipuleo soportando golpes y caídas. Es un envase que no requiere refrigeración.

Son inviolables y herméticos. Impiden el paso de luz, agua y oxígeno. Los alimentos son esterilizados mediante calor una vez sellado el envase. La presencia de abolladuras no altera el contenido de los mismos.

Se presentan en distintos formatos, tamaños y características. Son aptos para contener una amplia gama de alimentos sólidos y líquidos, siendo ideales para productos químicos, pinturas, lubricantes y aerosoles.

© 2014 Envases Hacer S.A.
Desarrollado por Pump